Che, y vos de donde sos?

Decidimos pasar nuestras vacaciones en Ibiza en el verano europeo del 2010. Porque disfrutamos la playa, porque disfrutamos la comida, pero principalmente porque disfrutamos la compañía.

Para uno que vive fuera del país, es siempre refrescante, escuchar ese tono argentinísimo al hablar, reconocerlo al toque y hacer la pregunta clave: “Y vos, de donde sos?”

Y en Ibiza esto sucede a menudo. En cada bar, en los paradores de las distintas calas, en los negocios de la Ciudad Vieja o caminando por la marina. Rosarinos, Porteños, Sanjuaninos, Marplatenses, todos con su propia historia.

Y así fue como nos encontramos con Agustín ofreciendo masajes en la Cala San Vicente. Basketbolista de Vicente Lopez jugando en la liga Italiana desde que dejó el país a los 18 y ahora haciéndose el verano en Ibiza. Flaco, alto, como debe ser. Con su cartel en la mano que dice MASAJES al mejor estilo hippie ibicenco que llama tanto la atención que mientras charlamos, una persona se acerca pensando que es un eximio pintor.

Lo más interesante surge como respuesta a la pregunta inicial. Al mejor estilo Google Maps iniciamos el acercamiento: Buenos Aires, sí; Vicente Lopez, sí; misma calle, increíble y número de casa … NO PUEDE SER. Enfrente de casa, vecino, justo de enfrente, de la casa de la infancia; cuál es la probabilidad de que esto ocurra? Pero pasó. Asique charlamos como viejos conocidos, riendo, añorando, sin importar que la diferencia de edad, nos posicionara en distinta década. Porque no solo compartimos barrio, sino también el basket, la ciudad, la humedad y la lejanía.

Otro día y allá en la Playa de Talamanca con calor del que se sueña en Holanda, requerimos los servicios de Patricio, que ya se vino hace 5 años gracias a su doble nacionalidad pero Argentino hasta la médula. Trabaja 12 horas por día en temporada; tiene 10 sombrillas que se hacen unas cuantas más pasadas las 14 hs (gajes del oficio claro está). Mantiene la playa limpia, charla, la gente le agradece y pasa un buen rato. Nos cuenta que tiene esposa y dos perros. Que se mudó de la casa frente a la playa porque en invierno hace frío y la salamandra se comé varios euros en madera para mantener el poco calorcito que tira. Le pone el hombro al trabajo y acerca los menúes del restaurante y la comida y tragos hasta casi las 20:30 donde todavía hay sol, pero ya no calienta tanto.

Todavía quedan historias para otro post.

Hello world!

Alejandro Debenedet - Fireworks - Ibiza, Summer 2010

It all starts someday. It’s not just having an idea, but doing something with it. I have been going around the bush with my blog for so long, written many draft intros and read a lot about how to do it, that it seems years now since I had the idea but nothing concrete happened until today.

But today is the day. As when I started tweeting a couple of months ago or connecting with friends and peers with LinkedIn and Facebook.  Or like the first time I wrote Hello World! as a CRT screen message from my first C program.

It all starts and today is my blog day. I hope to inspire while keeping track of my likes: discovering, travel, IT and particularly ITSM, cooking, reading, learning, social networks, leading. I hope it does not get confusing but leads the ones who get close to do more, learn more, lead more, share more, create more, be more, for a better “us” worldwide.

I tend to write a lot and talk a lot. But I am also fascinated by the power of simplicity. And when I started twitting I really enjoyed having to communicate in a fixed space:140 characters. So that inspired my blog title: ADebenedet407. To be direct and personal: my first letter and my surname which is not that common like other surnames so you can easily find me ;).  And to be concise: 407. Words, not characters. 7 because is MY number: my basketball jersey had the 7; my Hotwheels had 7 everywhere (which I hand-painted to them). 40 because is part of my life. So 407 words will be the max. No more. Guaranteed.

It all starts someday. My blog started. And today may be the day you start reading mine which would be great for me (and hope it will also be good for you).

Let’s communicate, connect, share, inspire.

Thanks for stopping by.